martes, 2 de agosto de 2011

"La Celestina"


La literatura medieval siempre me ha parecido uno de los universos poéticos más fascinantes, lúdicos y, todo hay que decirlo, sensuales de todos los tiempos. Al fin y al cabo, se trata del reflejo, de la creatividad que puede nacer de una época a la vez dura y llena de imaginarios, y mientras cien mil personas morían presas de la peste bubónica la iglesia insistía en que adorases al dios de los cristianos. Figuras de la muerte y el diablo, reinterpretaciones de las viejas filosofías y los mitos de la tradición, manoseos, súcubos e íncubos, magia negra, alquimia y pasiones de esas que años más tarde nutrirían a las filas del romanticismo... y todo con un aire particular, como de querer estar oculto, que le daba a los asuntos un tono al que sólo puedo llamar morbo. Los nombres sobran: Boccaccio, Aretino, Dante, el Arcipreste de Hita, Chaucer, Petrarca, San Agustín, Tomás de Aquino, los inquisidores que escribieron el Mallus Maleficorum, Rabelais... y tantos otros. Pero hoy quiero hablar, particularmente, de un español, Fernando de Rojas, del que solo sabemos que haya escrito una obra (por desgracia, porque sería una maravilla que sus obras completas estuvieran en diez tomos): la extrordinaria Celestina.
Ya he insistido en este punto en incontables ocasiones, pero nunca está de más volver a hacerlo: que los que piensen que una obra es una aburrida promesa de tedio solo por ser un poco antigua están más equivocados que los que se creen todas las idioteces de Osho. La Celestina es una de las mayores obras maestras de la literatura española, y tiene todo lo que un lector contemporáneo pudiera desear en una novela o en la vida: hechicería, romances difíciles, putas, engaños... Dicho en otras palabras, una verdadera telenovela erótica escrita en pleno siglo XV.
Más allá de la trama, que está muy bien articulada en cada uno de sus elementos, La Celestina ofrece uno de los mejores ejemplos de desarrollo psicológico de los personajes en su época, y aún de todas las épocas. Calisto, Melibea, Sempronio, Pármeno, la sensual Areúsa... y claro, la inigualable Celestina, son seres complejos, cambiantes, que reflejan muy bien la disparidad de la vida misma, sin fosilizarse sobre dos o tres características (que es lo que sucede en tanta novelucha tonta, y aún en algunas obras maestras). Por eso no deja de sorprenderme (y apenarme) que Rojas no haya escrito más: su únca obra es una fuente inagotable de lectura, tanto para el que busque el mero hedonismo de la letra como para el que quiera aprender algunas lecciones de cómo se escribe y, más aún, cómo se compone a un personaje.
No insistiré mucho más. La Celestina es un libro que habla por sí mismo, y representa, junto a algunos otros, lo mejor que se ha escrito en los tiempos medievales. No asomarse a sus páginas es perderse de una verdadera obra maestra. 

18 comentarios:

fiona dijo...

Ay churri, no sé si es porque es la típica novela junto con El Quijote que te hacen estudiar en el instituto, pero nunca me han dado ganas de leérmela...hasta ahora, mira tú, se me acumulan los libros!!!!!

1besico! ;)

Tripi dijo...

Desde luego, Santi, escribes como diosss, joderrrrrrrrrrr¡¡¡

Porque no eres Santiago,

Ni tampoco Santi,

Ni siquiera Bullard,

ERES EL FOLLADOR DEL CONO SUR,

Ostiaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa¡¡¡

Bueno, mi análisis.

Estudié a la Celestina cuando iba al cole, de chiquitín. Por aquel entonces no lo veía claro, pero con el tiempo caí en la cuenta que es un libro que trata sobre el proxenetismo. La Celestina podría ser la madamme de cualquier burdel de nuestros días. Calixto era gay y Melibea más puta que las gallinas. Y, claro, la cosa acabó como acabó.

Esa copa, Santi, bien alta, bien llena, y posada sobre la teta de Melibea, ostiaaaaaaaaaaaaaaaaa¡¡¡

Santiago Bullard dijo...

Fiona: Yo el Quijote todavía no lo he leído... pero la Celestina me la leí hace poco, y la verdad es que, como se nota, me encantó, jajaja.

Tripi: No solo eso, sino que además creo que este es el tipo de libros con los que algunos se hacían sus pajas en el siglo XV. Eso, sobre la teta! Jajaja

Tripi dijo...

Oye, Santi, dame tu número...

Verás, hoy he pasado por delante de un locutorio y cualquier día de estos te llamo...quiero pegarte un par de gritos vía teléfono.

Ostiaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa¡¡¡

Santiago Bullard dijo...

Jajaja!!! Toma nota: 946141252. Los códigos internacionales los tendrás que averiguar tú, que yo no tengo idea. A ver si para la próxima reunión de directiva del pato me dan un fonazo, cabrito.

Esa copa! Que Melibea no descanse! Jajaja

Tripi dijo...

Ala, fichao...jajjajaa. Cualquier día te doy un toque.

Esa copa, fenómeno.

Ps.- Fiona: tranqui, no quiero follarme a Bullard, no me van los tíos.

Tripi dijo...

Otra cosa, Santi, ¿tú no crees que "Arcipreste de Hita" suena a pedófilo-pedófilo?. ¿A que sí?

Arcipreeeeeeeeeeeeeeeeste.

De Hiiiiiiiiiiiiiiiiiiita.

La de bebés que se debió crujir el muy cabrón.

Esa copa, Santi, pa que todos los pedófilos acaben en la hoguera, ostiaaaaaaaaaaa¡¡¡

fiona dijo...

santi, del Quijote me leí los resúmenes que rulaban para el examen...poco más...pero nunca encuentro el momento! Mi internet va como el culo, aquí hay poca cobertura y tengo que estar conectando y desconectando el pincho, pero por fin he subido la entrada de hoy, que es para tí!

Tripi, últimamente con music me estás llevando a confusión...seguro que no te van los tíos?? ni un poco???? xDD

1besico!

Santiago Bullard dijo...

Fiona: Tranquila, que ya habrá momento. Por cierto, eso de que andes conectando y desconectando el pincho... ¿sabes a qué le llamamos pincho aquí? Jajajaja. Ahora más tarde me hago un rato libre y me paso a ver la entrada. Respecto a la(s) opcion(es) sexual(es) de Tripi, te puedo citar algo que el mismo escribio hace tiempo en el pato, pero que recuerdo porque es una gran frase, de la más alta literatura: "No somos maricones, pero si es necesario nos volveremos maricones a la fuerza". Jajajaja

Tripi: Tío, tienes madera de la buena. Lo que tú tendrías que hacer es mandarte una novela de esas, al estilo Bukowski, con mucho sexo, alcohol, drogas y macanazos!
El Arcipreste de Hita debió ser un perrazo de aquellos, haciendo crujir bebes, corderitos y cachorros.
Esa copa!!!

Hostal mi loli dijo...

Santi entre lo que escribes y los comentarios tan buenos aqui se pasa un rato de lo más bien. En el futuro igual escribís a medias el Tripi y tu Santi un libro de aventuras que se llame Hstorias de Cono Sur y Cono Norte pero con eñe,emulando aquel famoso trópico de cáncer y trópico de capricornio de Henry Miller,cada uno con un cono diferente por supuesto.Besitos ,que no solo te va a poder dar besos la Fio,que las demás también tenemos derecho,por lo menos hasta que os caseís.Chao.

Santiago Bullard dijo...

Loli: Ante todo, gracias por los halagos, jajaja. Un traguito para el ego de cuando en cuando no hace daño. Ahora, a lo serio: mira tú que esa idea no es nada mala. Si Tripi se apunta, podríamos hacer una novela en dos partes a lo Trópicos de Miller, pero con más excesos bukowskianos. Me gusta como suena eso de los conos...
Un beso.

Tripi dijo...

Os tomo la palabra.

Ese libro caerá.

Bukowski, a nuestro lado, parecerá el primo marica de Danielle Steel.

Esa copa, coleguis, alta, cargada y fría, que hoy hace calor¡¡¡

Oh, casi se me olvida, no le llamen Bullaaaaaaaaaaaaaaaaard, llámenle el follador del coño sur, ostiaaaaa¡¡¡

fiona dijo...

churri, jajajajaja, pues no lo sabía pero me lo imagino...qué fuerteeeeee!! Y yo todo el día trasteándolo! xD

Loli, tú puedes darle lo que quieras y lo que él te deje, sólo faltaba ;). Una idea cojonuda la del libro!

Tripi, llevas desventaja, para hacer bien el amor hay que venir al (coño) sur!!!!!!! jajaja

1besico!

Santiago Bullard dijo...

Fiona: Jajajaja, pequeñas magias del lenguaje, que les llaman, jajaja.

Tripi: Eso, compadre, nos armamos un novelon en toda regla, de esas feroces. La propuesta de cambiar "cono" por "coño" tambien me gusta, jajaja.

El sábado parto al norte, a una reserva de osos de anteojos. A ver cuándo regreso...

fiona dijo...

Qué son osos de anteojos??? Osos panda? A ver si estos te respetan igual que los monos...jajaja

1besico!

Hostal mi loli dijo...

Cuidaó Santi no te los folles a todos ,deja alguno pal Tripi.

Fio ,Si Tripi se va al coño norte y Santi al del sur ¿ en que parte estamos nosotras? Me parece que si estamos entre medias del norte y del sur no vamos a entrar en la novela,nos quedaremos desubicadas ,necesitamos alguno que se centre en el medio bien centrado y profundizando en el tema,me parece que tratándose del medio tendremos que escribir nosotras la historia ,y hacerles la competencia,escribamos nosotras también¡¡ Besitos desde la mitad de los conos y de más adentro que también hay tema para escribir. Os retamos machotes las féminas,cuando nos ponemos nos ponemos.Besicos.

Santiago Bullard dijo...

Fiona: En realidad, el panda no es un oso. Solo se parece a uno, porque segun algunas teorías está mas emparentado con los mapaches. Pero eso es lo de menos. El punto es que sí, que me voy a una reserva de osos de anteojos, el unico oso sudamericano que existe, el sabado. Y no solo me van a respetar, sino que voy a dejarles un par de cosas claras, jajaja.

Loli: Tranquila, que cuando el Tripi caiga por estos lares me lo llevo a probar el alimento local, jajaja, osos incluidos.

fiona dijo...

churri, así me gusta, dejando clara la ley de la selva! jajaja

Loli, nosotras nos hacemos el cono medio???? Y cómo podemos llamarlo? xD

1besico!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...