martes, 30 de agosto de 2011

30 de Agosto...

Esta mala tierra de nadie a la que llamamos Perú tiene una mala costumbre que yo agradezco infinitamente: celebrar santos. Cosa que me gusta mucho, porque nos cae de cuando en cuando un día feriado, y me puedo dar el lujo de olvidarme de los horarios y de las clases, para destinar una noche más a la gloria y otro día a la inmisericorde resaca. Hoy, 30 de agosto, es el día de Santa Rosa de Lima, una mujer que vivió allá por entre los siglos XVI y XVII, que estaba más loca que una cabra. Se la conoce, sobre todo, por la fe con la que se flagelaba (recurriendo, segun dicen, a cinturones con púas y todo ese tipo de artefactos que solemos encontrar en las obras del Marqués de Sade) y por haber hecho un pacto con los zancudos, con los que acordó (nadie sabe muy bien en qué idioma) que ella no los aplastaría si ellos no le picaban. Además, escribía poemas, algunos de los cuales están bastante bien.
Dada la fecha, queremos recordar a la santa loca, a santa Rosita, trayendo a brillar por estos lares una entrevista que apareció en el Oso Mugroso, hace ya un buen tiempo, y de la cual soy 50% responsable. Eso sí, com muuucho respeto (y sacando la lengua). Con ustedes, la más moderna de las monjitas, o casi tanto como Woopy. 



¿Cómo se siente estar muerta, doña Rosa?

Por favor, me haces sentir vieja... llámame Rosita.


Bueno, Rosita. ¿Cómo se siente?
Bueno, la verdad, es complicado. Pero después de tantos flagelamientos, yo me la buscaba.


Bueno, cuéntanos, Rosa. ¿Es verdad que consumes drogas?
No, en realidad no lo hago. En mi juventud me metí un poco de ácidos con toda la gente de la parroquia, que eran medio hippies. También experimenté con los cantos gregorianos, pero eran muy fuertes. ¿Todavía los usan como alucinógeno?


Eh… no. Me parece que no.
Qué pena. No sé cómo será la juventud actual, pero ayudaba a los muchachos de mi época. Todos veían a Dios, y levitaban y cosas así. Ahora creo que ya nadie levita… eso es muy triste.

¿Y cómo le fue en su viaje al futuro?
Muy bien. Me llevó un demonio. Él fue el que me hizo tomar la decisión de querer ser una santa. Me amenazó con que si no me flagelaba el futuro iba a ser como él me lo mostró. Así que puedo considerarme uno de los pilares de lo bien que está el mundo ahora.

¿Cómo era ese mundo que le enseñaron?
Aburridísimo… Todos iban a la iglesia, y nadie hacía daño a nadie. Los curas se morían de hambre, ya te imaginarás. ¿Quién necesita un cura si no hay guerras, hambre, desgracia o sufrimiento?


Cierto, madresita. Tiene toda la razón.
¿Qué esperabas? El título de santa no lo regalan.


Sobre los mosquitos…
Mis mejores amigos. Ellos me ayudaron a darme cuenta de que debía dejar los ácidos. Y no es que haya alucinado que me hablaban, pero uno de ellos me dijo “oye, Rosa, vamos a tomar un café”, y ahí hablamos sobre todas estas cosas… el camino por el que iba. Y cambié. Ahora, sé que Dios me lo envió.


¿Y qué tal te llevas con Dios, ahora que andas en el cielo?
Muy bien, si es divino… Claro que a veces es un poco confuso, porque como viene en combo y es tres en uno, no sabes muy bien con quién estás hablando realmente. Pero es buenísimo, y prepara unos cabellos de ángel maravillosos. Ya vas a ver cuando te mueras, si es que subes, claro está. ¿Tú te portas bien?


¿Yo? ¡Claro!
¿Y te flagelas?


De cuando en cuando.
Hazlo más seguido, y con fervor. Sino no sirve.


¿Dónde queda el cielo, Rosita?
Mira, se supone que es un secreto, pero a ti te lo voy a decir. Queda en otra galaxia, bastante lejitos. A mí me recogieron en nave espacial para llevarme. San Martín de Porres me contó, cuando nos encontramos por allá, que uno de los extraterrestres le metió la mano. Muy, muy mal. Todo porque era negro.


Una última pregunta, Santa Rosa. ¿Es usted vírgen?
Ah, bueno (risas). Una dama jamás contestaría esa pregunta.  

10 comentarios:

fiona dijo...

Así me gusta, que no desaproveches ni un día de fiesta!!!!! La Rosita ésta es una cachonda, aburridísimo el mundo futuro si no te flagelas...esta tarde me compro el cilicio!!!!!! Quieres uno churri???? jajajaj

1besico!

Tripi dijo...

No le llamen Bullaaaaaaaaaard.

Ni tampoco Santiago.

No, no, llámenle el follador lascivo de Perú, OSTIAAAAAAAAAAAA¡¡¡

Es una entrevista muy original, querido Santi. Diría yo que, o bien ibas borracho como una cuba, o bien te habías arreado una marmita entera de peyote.

Santa Rosa era una cachonda.

Esa copa, Santi, por Rosita, ostiaaaaaaa¡¡¡

Ps.- Fi: fijo que al Bullaaaaaaaaaaaaaaaard le va eso de flagelarse, fijo...

fiona dijo...

jajajaja, yo creo que le va más que le flagelen a flagelarse él solo...todo sea por alcanzar el paraíso hostiaaaa! ;)

Hostal mi loli dijo...

Que coño de flagelarse¡¡¡¡¡ que la gente no sabe follar normal y alcanzar el paraiso sin necesidad de hacerse hematomas.Santi,deja a la Rosa y pásate pronto a la Fio que esta Rosa te va a matar,esta loca pa mi que tiene rabo.

fiona dijo...

Loli, yo soy peor que esta rosita...jajajajja

churriiii, la canción de hoy es para tí! ;)

besazo!

Santiago Bullard dijo...

Jajajaja!!! Qué bueno ver que les gusta la entrevista...

Fiona: Lo del flagelamiento es dicutible, jaja, pero de paraísos nada. Ya está escrito: "prefiero un par de copas a la eternidad de cualquier Paraíso", y creo que las barras son mejores (y más útiles) que los confesionarios.

Tripi: Hombre! "Santa Rosa era una cachonda": esta es una frase de antología, jajaja. Esa copa, compadre, bien alta!

Loli: Sobre el tema del rabo no nos dice nada los libros de historia... aunque quién sabe, esos siglos XVI y XVII estaban un poco confundidos...

fiona dijo...

churriiiiii, pero es que el concepto de paraíso es muy personal!!!! jajaja

1besico!

Anónimo dijo...

Santiago!!! A eso yo le llamo: Fe religiosa; Santiago, tener esos feriados: es una bendición etilica!!! Santa Rosita, ahorita me voy a comprar mi "san martin" Un abrazo, grande Santiago!!

Santiago Bullard dijo...

Fiona: Pero la palabra "Infierno" suena mejor, ¿no te parece? Jajaja. Hay una frase extraordinaria de Mark Twain (escritor que, en general, no me gusta) que dice "El cielo lo prefiero por el clima; el infierno, por la compañía".

Anónimo: Es verdad, san Baquito nos sonríe. Yo tengo unas cuantas botellas vacías decorando mi cuarto, que hacen las veces de estampas y crucifijos... es que en temas de fe, hay que tomarse las cosas en serio.

fiona dijo...

Churri, empieza tu terapia...

Y me quedo en el infierno porque allí siempre hace bueno...jajajajajajaja

1besazo!!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...